Entrar em RIMA

Registre-se

  • Por Favor, escreva seu Código Chave

 

JAMA
Cuanto mejor sea la salud cardiovascular en adultos mayores, menor sería el riesgo de demencia
Para prevenir el deterioro cognitivo se propone entonces la promoción de la salud cardiovascular.


Una mayor cantidad de indicadores de salud cardiovascular óptimos (definidos con una herramienta de siete elementos de la Asociación Estadounidense del Corazón) se asoció significativamente con un menor riesgo de demencia incidental.

Así lo sugiere el estudio “Association of Cardiovascular Health Level in Older Age With Cognitive Decline and Incident Dementia” (JAMA-The Journal of the American Medical Association. 320 (7) Págs: 657 – 664; 2018)

Los investigadores partieron del dato de que hay poca evidencia respecto a la relación entre el nivel de salud cardiovascular y el riesgo de demencia. Por eso se propusieron investigar la asociación entre el nivel de salud cardiovascular, definido mediante la herramienta de 7 ítems de la American Heart Association (AHA), y el riesgo de demencia y deterioro cognitivo en personas mayores.

Para eso realizaron un estudio de cohorte poblacional de personas de 65 años o más de Burdeos, Dijon y Montpellier, Francia, sin antecedentes de enfermedades cardiovasculares o demencia al inicio del estudio, que se sometieron a pruebas neuropsicológicas repetidas en persona (enero de 1999-julio de 2016) y detección sistemática de demencia incidental (fecha de seguimiento final, 26 de julio de 2016).

Se consideró el nivel óptimo recomendado de Life's Simple 7 metrics: no fumar, índice de masa corporal <25, actividad física regular, comer pescado dos veces por semana o más y frutas y verduras al menos 3 veces al día, colesterol <200 mg / dL [sin tratamiento ], glucosa en ayunas <100mg / dL [sin tratamiento], y presión arterial <120 / 80 mmHg [sin tratamiento], rango de puntuación, 0-7) y un puntaje de salud cardiovascular global (rango, 0-14; niveles deficientes, intermedios y óptimos de cada métrica asignada un valor de 0, 1 y 2, respectivamente).

La demencia incidental fue validada por un comité de expertos y cambio en una puntuación compuesta de cognición global (en unidades estándar, con valores que indican la distancia de la población significa 0 igual a la media y +1 y -1 igual a 1 SD por encima y por debajo de la media )

Entre 6.626 participantes (edad media 73,7 años, 4200 mujeres [63,4%]) se encontró que 2.412 (36,5%), 3.781 (57,1%) y 433 (6,5%) tenían 0 a 2, 3 a 4 y 5 a 7 métricas en niveles óptimos, respectivamente, al inicio del estudio.

Durante una duración media de seguimiento de 8.5 (rango, 0.6-16.6) años, 745 participantes tuvieron demencia incidental. En comparación con la tasa de incidencia de demencia de 1.76 (IC 95%, 1.38-2.15) por 100 años-persona entre aquellos con 0 o 1 métricas de salud en niveles óptimos, las diferencias absolutas en las tasas de demencia incidente para 2, 3, 4, 5 , y 6 a 7 mediciones fueron, respectivamente, -0.26 (IC 95%, -0.48 a -0.04), -0.59 (IC del 95%, -0.80 a -0.38), -0.43 (IC del 95%, -0.65 a -0.21) , -0,93 (IC del 95%, -1,18 a -0,68) y -0,96 (IC del 95%, -1,37 a -0,56) por 100 años-persona. En los modelos multivariables, los cocientes de riesgos para la demencia fueron de 0.90 (IC 95%, 0.84-0.97) por métrica óptima adicional y 0.92 (IC 95%, 0.89-0.96) por punto adicional en el puntaje global.

Además, la ganancia en la cognición global asociada con cada métrica óptima adicional al inicio del estudio fue de 0,031 (IC 95%, 0,009-0,053) unidades estándar en inclusión, 0,068 (IC 95%, 0,045-0,092) unidades en el año 6 y 0,072 (95 % CI, 0.042-0.102) unidades al año 12.

En esta cohorte de adultos mayores, un mayor número de medidas óptimas de salud cardiovascular y un puntaje de salud cardiovascular más alto se asociaron con un menor riesgo de demencia y menores tasas de deterioro cognitivo. Estos hallazgos pueden apoyar la promoción de la salud cardiovascular para prevenir los factores de riesgo asociados con el deterioro cognitivo y la demencia.