Entrar em RIMA

Registre-se

  • Por Favor, escreva seu Código Chave

 

REVISIÓN SISTEMÁTICA Y METANÁLISIS
Las estrategias multinivel y multicomponente resultaron ser las más efectivas para controlar la presión arterial
También resultaron efectivas las estrategias a nivel del paciente


En pacientes con hipertensión arterial resultaron efectivas las intervenciones multinivel y multicomponente, seguidas por las estrategias a nivel del paciente, como métodos para controlar la presión arterial.

Así lo sugiere el estudio “Comparative Effectiveness of Implementation Strategies for Blood Pressure Control in Hypertensive Patients: A Systematic Review and Meta-analysis” (Annals of Internal Medicine; 168 (2); Página: 110 – 120; 2018), elaborado por investigadores de Tulane University School of Public Health and Tropical Medicine de New Orleans, Estados Unidos; Nanjing Medical University School of Public Health, China y Johns Hopkins University School of Medicine and Bloomberg School of Public Health, Baltimore, Estados Unidos, entre otros organismos. 

El estudio partió de la base de que la prevalencia de la hipertensión es alta y está aumentando en todo el mundo, mientras que la proporción de hipertensión controlada es baja.

La hipertensión es un desafío importante para la salud pública debido a su alta prevalencia y a sus consecuentes enfermedad cardiovascular asociada y muerte prematura. Los ensayos clínicos aleatorizados demostraron que el tratamiento farmacéutico y las modificaciones del estilo de vida reducen la presión arterial (PA) y el riesgo de enfermedad cardiovascular. A pesar de la efectividad comprobada de estas intervenciones, solo el 13.8% de los adultos con hipertensión y el 37.1% de los pacientes con hipertensión tratada en todo el mundo tuvieron su PA controlada en 2010.

Por ese motivo, los investigadores se propusieron evaluar la efectividad comparativa de ocho estrategias de implementación para el control de la presión arterial (PA) en adultos con hipertensión.

Para eso se realizaron búsquedas sistemáticas en MEDLINE y Embase hasta septiembre de 2017 sin restricciones de idioma, complementadas con búsquedas manuales de referencia y se usaron ensayos controlados aleatorios que duraron al menos seis meses, en los que se comparó el efecto de las estrategias de implementación versus la atención habitual en la reducción de la PA en adultos con hipertensión.

Las intervenciones consideradas se dividieron en tres grupos: 1) a nivel paciente, entre las que se incluyeron el entrenamiento en salud y el monitoreo domiciliario de la PA; 2) a nivel del proveedor, entre las que se incluyeron el entrenamiento del proveedor, la autoría y comentarios y el sistema electrónico de apoyo a la decisión; y 3) estrategias multinivel que incluyeron grupos que proveían tratamiento con dosificación de medicación provista por un médico y por un no médico. 

Se incluyeron 121 comparaciones de 100 artículos con 55.920 pacientes hipertensos. Las estrategias multinivel y multicomponente fueron más efectivas para la reducción de la PA sistólica, incluida la atención en equipo con dosificación de medicación por parte de alguien que no fuera un médico (7,1 mm Hg [IC 95%, 8,9 a 5,2 mm Hg]), atención en equipo con dosificación de medicación por parte de un médico un médico (6,2 mm Hg [IC, 8,1 a 4,2 mm Hg]), y estrategias multinivel sin atención en equipo (5,0 mm Hg [IC, 8,0 a 2,0 mm Hg]).

Las estrategias a nivel de paciente resultaron en cambios sistólicos de la PA de 3.9 mm Hg (IC, 5.4 a 2.3 mm Hg) para coaching de salud y 2.7 mm Hg (IC, 3.6 a 1.7 mm Hg) para monitoreo domiciliario de PA. Se observaron tendencias similares para la reducción de la PA diastólica.

Las estrategias de implementación dirigidas a barreras multinivel o a nivel del paciente resultaron  efectivas para la reducción de la PA. Específicamente, la atención basada en el equipo con y sin un miembro del equipo no médico dosificando medicamentos y estrategias multinivel sin Atención de un equipo fueron las estrategias de implementación más efectivas para el control de la hipertensión. El coaching de salud del paciente y el monitoreo domiciliario de BP también fueron efectivos.

Las estrategias multinivel y multicomponente, seguidas de las estrategias a nivel del paciente, resultaron ser las más efectivas para el control de la PA en pacientes con hipertensión y se deben usar para mejorar el control de la hipertensión.