Ingresar a RIMA

Regístrese

  • Por favor ingrese su Código Llave

 

El fenotipo de asma dependiente de CRTO requiere el uso regular del tratamiento adicional con CRTO para controlar el asma y prevenir exacerbaciones en pacientes cuyo asma permanece sin control.

Un estudio conocido como Biologics for oral corticosteroid-dependent asthma, (Allergy Asthma Proc 2020; 41:151–157)realizado por el profesor turco Insu Yılmaz, que lleva por nombre Biologics for oral corticosteroid-dependent asthma, analiza el impacto que tienen los fármacos biológicos que actúan específicamente en las citoquinas involucradas en la inflamación tipo 2, sobre los pacientes con asma dependiente de corticosteroides orales (CRTO). La investigación arrojó que que estos productos biológicos son efectivos en este fenotipo de asma como terapia complementaria, con el fin de disminuir la dosis de CRTO, que muchas veces conlleva a efectos adversos indeseables, y con un perfil de seguridad mucho mejor.

El fenotipo de asma dependiente de CRTO  requiere el uso regular del tratamiento adicional con CRTO para controlar el asma y prevenir exacerbaciones en pacientes cuyo asma permanece sin control y/o aquellos que tienen exacerbaciones recurrentes, a pesar de ser adherentes al tratamiento.

Por otro lado, se descubrió que en los pacientes con asma grave dependiente de corticosteroides, las células de la CIL2 de las vías respiratorias pueden ser más dominantes que las células CD4+ Th2 como fuente principal de IL-5 y IL-13. Las opciones de tratamiento para suprimir los eosinófilos en las vías respiratorias son las siguientes: 

•    Anticuerpos monoclonales bloqueadores de IL-5 (mAb) como el reslizumab o el mepolizumab.

•    Anti IL-5R (benralizumab), que disminuye los eosinófilos maduros o inmaduros mediante la citotoxicidad celular dependiente de los anticuerpos. 

•    Ant iIL-4Ra (dupilumab), que suprime la inhibición de la migración de las células progenitoras a las vías respiratorias.

•    Las mAbs que bloquean las citoquinas ascendentes de la inflamación T2-alta, como la linfopoyetina estromal antitímica y el anti-IL-33.

•    Anti-IgE (el omalizumab fue el primer y, durante mucho tiempo, el único mAb disponible para el tratamiento adicional del asma grave), que tiene el potencial de disminuir la  inflamación eosinófila en la sangre y vías respiratorias.

Esta revisión no sistemática pretende esclarecer el papel que juegan estos tratamientos biológicos en pacientes asmáticos corticodependientes. 

Para llevar a cabo el estudio se realizaron exámenes de los múltiples productos biológicos novedosos que están surgiendo para el posible tratamiento del asma dependiente de CRT. 

Detalles sobre la enfermedad

El asma ha sido categorizado en dos fenotipos : T2-alta y no-T2, también conocida como T2-baja. El reflejo de este aumento de la inflamación  T2-alta  en práctica clínica  debe considerarse si el paciente presenta eosinófilos en sangre 150 células / ml, y/o nivel de óxido nítrico exhalado fraccional (FeNO) 20 ppb, y/o valores de eosinófilos en esputo 2%, y/o asma clínicamente inducida por alérgenos, y/o pacientes que requieren mantenimiento CRT, mientras se encuentra bajo tratamiento con altas dosis de cortidoides jnhalados u orales diarios

Los biofármacos aprobados para tratar esa sub-clasificación de asma bloquean las citoquinas T2 como IL-4, IL-5 y IL-13, o sus receptores. Estas interleuquinas actúan de diferente manera en la fisiopatología de la enfermedad:

•    La IL-4, IL-5 y IL-13 contribuyen de manera significativa a la inflamación del T2 en el asma. 

•    El IL-5 es una citoquina que afecta la maduración, activación, migración y supervivencia de los eosinófilos tanto en la sangre como en el tejido de las vías respiratorias. 

•    El IL-4 y el IL-13 inducen la secreción de eotaxina de la quimioquina, lo que aumenta la expresión de la proteína 1 de adhesión de las células vasculares en el tejido vascular y facilita la migración de los eosinófilos al tejido de las vías respiratorias.

Estas citoquinas también promueven los siguientes efectos:

-    El cambio de clase de las células B de IgM a IgE.

-    El desarrollo de células caliciformes y la secreción de moco en el lumen de las vías respiratorias.

-    Aumentan el desarrollo de fibroblastos y la acumulación de colágeno en la submucosa.

-    Incrementan la actividad de la sintasa de óxido nítrico y la producción de óxido nítrico al activar el epitelio.

Otras conclusiones del estudio

Los estudios realizados permiten concluir que .tanto el  mepolizumab, el benralizumab como el dupilumab son el tratamiento de elección en pacientes con asma dependientes de CRTO..

Hay otros estudios que demuestran la eficacia de los biofármacos mepolizumab, benralizumab, y dupilumab,especialmente para  pacientes con el fenotipo de asma grave eosinofílica corticodependiente y con  pólipos nasales. El dupilumab parecería ser  más útil que otros productos biológicos en caso de dermatitis atópica moderada y grave acompañada de asma grave dependiente de CRT. Para el reslizumab y el omalizumab, se necesitan más estudios para realizar una recomendación sobre su indicación.

Los autores señalan que  se requieren con urgencia estudios de la vida real que comparen estos productos biológicos en pacientes con asma eosinofílica severa dependiente de CRTO .